¿Cómo funciona el trabajo en equipo?

Un equipo de trabajo es un grupo de personas relacionadas para lograr un objetivo común. Sus miembros analizan objetivos, comparten y evalúan ideas, toman decisiones en conjunto e intentan alcanzar sus metas continuamente.

Los equipos de trabajo siempre presentan las siguientes características:

  • Liderazgo fuerte, motivador y eficaz
  • Objetivos claros y precisos
  • Toma de decisiones con bases y fundamentos
  • Actúan rápidamente
  • Comunicación permanente
  • Aptitud y conocimiento técnico para realizar el trabajo
  • Metas comprensibles y disponibles para todo el equipo
  • Hay equilibrio entre las personas que lo conforman

Respecto a las tareas que realizan los equipos de trabajo, su distribución entre los miembros y las pautas con la que las ejecutan, se pueden generalizar tres formas:

1.- Trabajos habituales y repetitivos

Se asignan funciones fijas e independientes para cada miembro del equipo, por ejemplo, los trabajadores de una línea de montaje

2.- Trabajos conjuntos

Todos los miembros tienen funciones y procedimientos fijos, además deben trabajar de forma simultánea, por ejemplo los miembros de un departamento de contabilidad Tareas creativas y de constante contribución: la forma de relacionarse entre los miembros es obligatoriamente más estrecha, por ejemplo los gerentes de una empresa

El trabajo en equipo se basa en la premisa de que el colectivo logra más que el individuo, ya que se unifican criterios y aumenta la capacidad mental y operativa de todos, terminan más rápido el trabajo y alcanzan los objetivos exitosamente.

El espíritu de colaboración es muy importante en los equipos de trabajo, es básico para cumplir las metas, especialmente si se fijan metas ambiciosas, se conocen los objetivos y cada miembro sabe cuál es su función.

Para que un equipo de trabajo funcione adecuadamente debe:

  • Construir un ambiente de confianza entre todos. Conociendo sus habilidades, conocimientos, funciones y sepan cómo colaborar
  • Presentar objetivos comunes, claramente establecidos y conocidos por todos
  • Tener alto sentido de pertenencia y saber que cada miembro es valioso para conquistar las metas
  • Tomar decisiones en conjunto, todos pueden participar con ideas, con esto se mantiene la motivación de todos y es más fácil implementar cambios
  • Rotar funciones, con esto se logra la empatía necesaria para comprender el trabajo de cada quien y fomentar la colaboración y el respeto
  • Compartir aciertos y desaciertos, esto motiva el compromiso mutuo y la responsabilidad
  • Destacar el trabajo individual y celebrar los éxitos del equipo

Leave a Reply