Gestión activa de tu inversión vs gestión pasiva

A la hora de invertir vemos que nuestras opciones se encuentran agrupadas fundamentalmente en dos vertientes, la inversión activa y la inversión pasiva. No hay una mala y una buena elección, simplemente hay que tomar en consideración cuales son nuestras circunstancias y sobre todo conocer bien ambas opciones.

Inversión activa

A la hora de aprender a invertir la inversión activa es la primera que nos viene a la mente a la mayoría, ya que la metodología es la más sencilla de todas, operaremos comprando y vendiendo las acciones que queramos cuando queramos -en el trading online de acciones una operativa activa implicaría que abrimos las posiciones en corto, venta, o en largo, compra, cuando creemos que es el momento adecuado-.

A pesar de que la inversión activa es lo que la mayoría de legos entienden por inversión, es más “difícil” que la inversión pasiva, ya que requiere conocimientos más profundos del mercado y sus instrumentos, de lo contrario nos arriesgarnos a fracasar y perder nuestra inversión muy fácilmente.

Inversión pasiva 

Las inversiones pasivas -aunque también pueden encontrarlas como inversiones indexadas- se basan en replicar un determinado índice como el IBEX35, S&P500, etcétera. ¿Cómo replicamos un índice? De una forma muy sencilla y lógica, tan solo debemos comprar los activos que cotizan en ese índice de forma proporcional, y de esta forma nuestra cartera replicará exactamente los movimientos del mismo. Por ejemplo, si nuestro objetivo es replicar el IBEX 35 compraremos títulos de las 35 empresas que lo componen; Repsol, Inditex, los distintos bancos, etcétera en la cantidad proporcional a su peso en el índice. En la inversión pasiva no queremos obtener una rentabilidad superior a la media del índice -de hecho, en estos últimos meses lo que tendríamos serían pérdidas- pero tomados a largo plazo deberían reportarnos mayores o menores ganancias.

Otras formas de invertir; trading online a través de CFDs 

¿Es necesario llevar estas estrategias de inversión a otro tipo de operativas, como por ejemplo las operaciones con CFDs? Podemos, pero siempre teniendo en cuenta las diferencias fundamentales entre los contratos por diferencia y la inversión tradicional, ya que al hacer trading de CFDs no es obligatorio que el índice utilizado suba para obtener beneficios, es posible operar tanto al alza como a la baja, ya que no se estarán comprando los activos, se obtienen pérdidas o ganancias en función de los cambios en las cotizaciones del activo con que operemos y de nuestro posicionamiento con respecto a este.

Además, si se quiere aprender cómo invertir en la bolsa haciendo trading de acciones con CFDs es fundamental comprender perfectamente el funcionamiento y riesgos que implica esta manera de operar. El trading online se realiza con apalancamiento, una herramienta utilizada con el fin de aumentar el tamaño de una operación financiera con fondos que no son propios del trader, depositando este solo un porcentaje del valor total de la posición como garantía -que suele ser pequeño-, por lo tanto, si sale bien los beneficios serán mayores, pero en caso de salir mal la merma del depósito será sustancialmente mayor de lo que hubiera sido de usar el trader solo su capital, ya que de este se descontarán las pérdidas por el valor total de la posición. Por ello, aunque los beneficios en el trading de CFDs pueden ser mayores de lo que el capital inicial del trader podría sugerir, las pérdidas también lo son y pueden llegar a comerse un depósito realmente rápido, o incluso llevar a pérdidas superiores a este cuando no se opera con un bróker que garantiza protección frente a un posible endeudamiento.

Si nos decidimos por el trading de acciones con CFDs tenemos una opción parecida a la inversión pasiva que consiste en replicar de forma automática las operaciones de otro trader que nos despierte confianza, de este modo estaríamos dejando en manos de otro trader nuestras operaciones y nuestro futuro éxito o nuestras futuras pérdidas, y por lo tanto es conveniente elegir cuidadosamente a nuestro trader de referencia, revisando con atención su historial de pérdidas o ganancias y tener siempre en cuenta la volatilidad inherente a los mercados, la cual puede provocar que hasta el inversor más exitoso sufra reveses de mayor o menor cuantía. En nuestras manos queda por lo tanto decidir si vamos a responsabilizarnos totalmente de nuestras operaciones o si preferimos dejar en manos de otros el crecimiento o decrecimiento de nuestro depósito.

¿El mejor momento para entrar a comprar en bolsa o hacer trading online de acciones?

Una vez hemos decidido cual es la mejor estrategia para nosotros, debemos elegir el momento para comenzar a operar, ¿son estos tiempos turbulentos el mejor momento para entrar en el mercado? Aunque las crisis crean fortunas también las destruyen, y por lo tanto si somos novatos quizás el escenario actual no sea el momento ideal para nosotros… No son pocas las personas que han visto la caída de los índices como el momento ideal para comenzar a comprar, pero para ciertos analistas la volatilidad actual desaconseja invertir -al menos de momento- aún a riesgo de perdernos buenas oportunidades, siendo preferible mantener reservas en líquido por lo que pudiera pasar.

En manos de cada cual queda la decisión del momento ideal para entrar o salir del mercado, al fin y al cabo, seremos nosotros quienes sufran o se beneficien de las consecuencias.

Leave a Reply